enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Academia

 
     
  1Representación del modelo desnudo del natural por lo general de cuerpo entero. También movimiento cultural y artistico originado en Europa en los siglos XVII y XVIII. En Francia princi palmente el movimiento adquiere especial significación, dominando todo el panorama de la plástica de entonces que orientó sus miras hacia el redescubrimiento del arte llamado clásico, siendo exponentes máximos en la pintura de ese país Nicolás Poussin, Charles Le Brun e Ingres. Sus principios se asientan principalmente en la composición de tema mitológico o histórico, de construcción geométrica, de neto corte simbólico o alegórico, de inspiración literaria y de construcción racional. En Florencia también nacen nuevas sociedades académicas que exaltan los valores formales y de asociación como motivo de inspiración, ligándose la práctica del arte con la teoría de la belleza formal, buscando siempre en la antig?edad, principalmente en Platón, el fundamento teórico de su arte. Apoyados en esta inspiración clásica se escriben extensos tratados teóricos donde se incluyen preceptos sobre la práctica del arte, como el que en 1696 publicó el académico francés Henry de Testelin, que se ocupaba de todos los aspectos de las artes espaciales y donde la intelectualización de la Naturaleza, la proporción, la expresión, la composición, el claroscuro, estaban sujetos a preceptos fijos orientados a obtener un efecto didáctico sobre sus lectores. Allí se establecían precisiones sobre temas técnicos como las proporciones de la figura humana, por ejemplo, indicándose la cantidad de veces que el largo de un rostro entraba en el ancho de una espalda o cuántos largos de rostro tiene una figura de pie. Así se establecían módulos sobre las proporciones del hombre y la mujer, etc., en pos de. un ideal de belleza rescatado de la antig?edad clásica. Todo ello no fue obstáculo para que se produjeran magníficas obras plásticas como las de Ingres, Poussin o Reynolds, o en poesía las no menos importantes de Bacon o Lessing.. Es interesante observar que a pesar de estas estrictas reglas para encuadrar la creación, un crítico francés de la época -Roger de Piles- en su tratado Abrége llega a observar que "sólo los genios están por encima de las leyes porque saben usar adecuadamente de esta licencia..."

Asociación de artistas, eruditos, etc., organizados en una institución profesional. Aunque el nombre se aplicó a varias agrupaciones informales de artistas alrededor del 1500, la primera Academia de arte propiamente dicha no se configuró hasta 1563, año en que el duque Cosimo de' Medici fundó la Accademia del Disegno en Florencia. Giorgio Vasari, su principal impulsor, pretendía liberar a los artistas del control de los gremios y consolidar la ascensión social que habían venido consiguiendo a lo largo de los cien años precedentes. Miguel Ángel, el principal símbolo de este cambio de estatus, se convirtió en una de sus dos cabezas rectoras, siendo la otra el propio duque Cosimo. El siguiente paso importante se dio en Roma con la fundación en 1593 de la Accademia di San Luca, de la que fue primer presidente Federico Zuccaro. Aunque se hizo más hincapié que en la de Florencia en la formación práctica, fracasó absolutamente en la lucha contra los gremios hasta que recibió el poderoso apoyo del papa Urbano VIII (Maffeo Barberini) en 1627 y 1633. A partir de entonces, creció en poder y prestigio. La única organización similar en el resto de Italia fue la Academia fundada en Milán por el cardenal Federico Borromeo en 1620. No obstante, el término «academia» se utilizó con mucha frecuencia para designar instituciones privadas donde se reunían artistas para dibujar del natural. El ejemplo más famoso fue la organizada por los Carracci en Bolonia. En Francia, un grupo de pintores, movidos por las mismas razones que antes habían inspirado a los italianos, persuadió a Luis XIV para que fundase la Académie Royale de Peinture et de Sculpture en 1648. También allí los gremios ejercieron una poderosa oposición, por lo que su supremacía no se consolidó hasta que Colbert fue elegido Viceprotector en 1661 y encontró en la Académie un instrumento para imponer los modelos y principios del gusto oficial. Colbert y Lebrun, este último director, instauraron una dictadura artística, por lo que por primera vez en la historia la expresión «arte académico» adquirió un significado preciso. La Académie asumió un monopolio virtual de la enseñanza y exposición del arte, sancionándose oficialmente una ortodoxia doctrinal artística y estética. En la teoría y la enseñanza académicas estaba implícita la suposición de que todo lo relativo a la práctica y la apreciación del arte, o el cultivo del gusto, tenía que conducirse dentro del ámbito del conocimiento racional y ser reducido a preceptos lógicos que pudieran ser enseñados y aprendidos. Se fundaron otras academias en Alemania, España y otros países a partir de mediados del siglo xvii, y hacia finales del siglo xvni habían florecido más de cien por toda Europa. Entre ellas se encontraba la Royal Academy de Londres, que fue fundada en 1768. En todos los casos las academias se convirtieron en ardientes defensoras del Neoclasicismo y se enfrentaron a la pervivencia de los estilos Barroco y Rococó. Desde el principio se alzaron voces en contra de este tipo de instituciones. A finales del siglo xviii, el sentimiento revolucionario francés fue particularmente crítico con los privilegios de que disfrutaban los miembros de la Académie, y muchos artistas, con David a la cabeza, pidieron su disolución. Ésta se produjo en 1793, creándose en 1795 la École des Beaux-Arts, institución encargada a partir de entonces de la instrucción práctica; las funciones sociales se encomendaron a la sección de bellas artes del Institut de France, reconstituido en 1816 como Académie des BeauxArts. Pero la verdadera amenaza a las academias provino de la noción romántica del artista como genio que produce sus obras iluminado por una inspiración que no puede ser enseñada ni sometida a reglas. Prácticamente todos los artistas más creativos del siglo xix se mantuvieron al margen de las academias y buscaron canales alternativos para exponer sus obras, aunque Manet, por ejemplo, siempre anheló el éxito académico tradicional. Las academias siguieron manteniendo su prestigio en los círculos conservadores, pero fueron rechazadas sin contemplaciones por los más innovadores. Poco a poco, la competencia de otras instituciones docentes y grupos de artistas (la Slade School y el New English Art Club, por ejemplo, en Inglaterra, y la Sezession en Alemania y Austria) facilitó la liberalización de las academias. Pese a ello, el término «académico» casi siempre conlleva hoy en día un significado peyorativo, y se asocia con mediocridad y falta de imaginación.
 
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
Abstracto-Pintura abstracta
 
Academismo
 
     

Otros términos : Color puro simple | puntillismo | Faithorne William

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta