enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Bizantino arte

 
     
  Arte producido en o bajo la influencia del Imperio Romano de Oriente; dicho Imperio fue fundado en 330 d. C. por el emperador Constantino y llega a su fin en 1453 cuando la capital, Constantinopla (llamada anteriormente Bizancio), fue conquistada por los turcos y, con el nombre de Estambul, se convirtió en capital del Imperio Otomano. La división entre los imperios de Occidente y Oriente fue sancionada en el 395, al adoptar cada uno de ellos su propio gobernante, y tras la invasión del Imperio Occidental por los bárbaros en el siglo v, el Imperio Bizantino se convirtió en el principal defensor de la cristiandad y de las tradiciones culturales grecorromanas. Los territorios bizantinos cambiaron considerablemente de extensión; en cierto momento abarcaron la casi totalidad de la cuenca mediterránea, pero a partir del siglo vii, muchas provincias cayeron en manos de los árabes primero y después de los turcos. El arte bizantino, sin embargo, extendió su influencia mucho más allá de las fronteras políticas o geográficas del Imperio, para penetrar, por ejemplo, en los países eslavos, y en ciertas áreas (en las que floreció la Iglesia Ortodoxa Oriental), llegó incluso a pervivir hasta mucho después de su desaparición. El arte Bizantino fue, antes que nada, un arte religioso. Era un arte serio, espiritual y conservador, y el artista bizantino no aspiraba a la libertad de la interpretación individual, sino que actuaba como portavoz del dogma ortodoxo. La elección de asuntos y las actitudes y expresiones de las figuras se determinaban de acuerdo con un plan tradicional cargado de sentido teológico. En las cúpulas de las iglesias, por ejemplo, se representaba la figura de Cristo como rector del universo (el término griego para esta representación es Pantocrátor, es decir, «omnipotente»). Aunque los artistas bizantinos realizaron pinturas sobre tabla, frescos, manuscritos iluminados, marfiles, esmaltes, textiles, joyas y objetos de orfebrería de gran calidad, el mejor y más representativo logro del arte bizantino es la decoración musiva de las iglesias. Los mosaicos se aplicaban a todas las superficies disponibles en el interior del templo, y el resplandor luminoso de los colores, así como las remotas figuras de mirada implacable, crean, en los mejores ejemplos, un efecto verdaderamente imponente que eleva este tipo de arte a niveles de grandeza y poder expresivo sin precedentes. Las figuras son planas y se disponen frontalmente, ocupando más una dimensión espiritual que un espacio real. También son característicos del arte bizantino los iconos; en ellos suele representarse la efigie de Cristo, la Virgen con el Niño, o algún santo, aunque también existen composiciones mucho más complejas formadas por grupos de figuras, entre ellas la Crucifixión. Los iconos tendieron a convertirse en imágenes de culto; la consideración idolátrica de tales imágenes condujo a diversos estallidos de iconoclastia (destrucción de imágenes), especialmente en los siglos viii y ix; muchas obras figurativas fueron destruidas y los artistas tuvieron que reorientar su producción hacia formas ornamentales y símbolos como la cruz. Las convenciones del arte bizantino fueron finalmente recusadas por los ideales más naturalistas de artistas como Giotto y Duccio.  
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
bistre
 
Blake Peter
 
     

Otros términos : Zeuxis | naturalismo | Os van

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta