enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Cézanne Paul

 
     
  (1839-1906). Pintor francés; junto con Gauguin y Van Gogh, el más grande de los postimpresionistas, y figura clave en el desarrollo del arte del siglo xx. Nació en Aix-en-Provence, hijo de un sombrerero que llegó a ser próspero banquero, por lo que su seguridad financiera le permitió superar la indiferencia hacia su obra que se mantuvo hasta la última década de su vida. Émile Zola, que fue condiscípulo suyo, le presentó a Manet y a Courbet, y le convenció para estudiar arte en París. Allí, en la Académie Suisse, conoció a Camille Pissarro en 1861, y al año siguiente, también a Monet, Bazille, Sisley y Renoir. En esta época sus pinturas muestran un sentido abiertamente romántico, reflejando su admiración por Delacroix, con predilección por los temas de violencia y erotismo (El asesinato, Walker Art Gal., Liverpool). En 1869 conoció a Hortense Fiquet, modelo y costurera, con quien tuvo un hijo, Paul, en 1872. Cézanne los mantuvo en secreto, apartados de su familia -sentía terror hacia su padre, hombre dominante y autoritario-, pero finalmente se casó con Hortense en 1886, poco antes de la muerte de su padre. A partir de 1870, aproximadamente, Cézanne comenzó a pintar directamente del natural y a imponerse una disciplina para contener su impetuosidad innata. En 1872 se instaló en Auvers-sur-Oise, cerca de Pontoise, de donde era oriundo Camille Pissarro, comenzando una larga y fructífera colaboración con él (el último año de su vida aún se refiere a sí mismo como «discípulo de Pisarro»). Expuso con los impresionistas en 1874, y nuevamente en 1877, pero nunca se identificó con el grupo ni asumió por completo sus intereses y técnicas (era muy susceptible, y escondía sus inseguridades adoptando una deliberada actitud de tosquedad y descuido; en una ocasión rechazó estrechar la mano del elegante Manet, aduciendo que no se había lavado desde hacía días y no quería ensuciar a un hombre tan importante). Cézanne estaba menos interesado por la representación realista de las impresiones instantáneas y casuales, y los efectos fugitivos de luz, dedicándose en cambio al análisis estructural de la naturaleza, en lo que se aproxima a los neoimpresionistas. Sus objetivos están sintetizados en dos frases suyas: que su ambición era «hacer de nuevo un Poussin a partir de la naturaleza», y que quería hacer del Impresionismo «algo sólido y consistente como el arte de los museos». Recorrió en solitario un duro camino en pos de su pretensión de combinar lo mejor de la tradición estructural del clasicismo francés con lo mejor del naturalismo contemporáneo, de un arte que no apelaba superficialmente al ojo sino a la mente. Tras la muerte de su padre en 1886, al heredar la propiedad familiar (el Jas de Bouffan que aparece en muchas de sus pinturas), Cézanne vivió principalmente en Aix. Cultivó sobre todo ciertos temas -retratos de su esposa Hortense, bodegones, y especialmente el paisaje de Provenza, en particular el monte SainteVictoire. Su concienzudo análisis de la naturaleza difiere esencialmente de los ejercicios pictóricos de Monet sobre distintas vistas de un objeto, como los Almiares o los Álamos. A Cézanne le interesaba la estructura subyacente, por lo que raramente hizo referencias obvias a la hora del día o la estación del año que representaba. Sus pinturas más tardías muestran composiciones menos densas y más abiertas, impregnadas de cierto sentido del aire y la luz. Creó la tercera dimensión, no a través de la perspectiva o el escorzo, sino de unas variaciones de la tonalidad extraordinariamente sutiles. Trabajó prácticamente en el anonimato hasta que el marchante Vollard le ofreció una exposición individual en 1895. A partir de ese momento, su obra comenzó a interesar a los artistas más jóvenes, y él intentó explicar sus teorías y propuestas en cartas escritas a Émile Bernard y otros. En los últimos años del siglo xix era reverenciado como «Le Sage» [Sabio] por buena parte de la vanguardia, y en 1904 el Salon d'Automne le dedicó una exposición especial. Desde su muerte, su prestigio ha crecido progresivamente entre los críticos y los historiadores del arte, y ha ejercido una profunda influencia en los artistas del siglo xx, en especial en los cubistas. Aunque la ejecución de Cézanne era laboriosa y lenta -se dice que para un retrato de Ambroise Vollard (1899, Petit Palais, París) empleó más de cien sesiones, abandonando finalmente el cuadro con el comentario de que no le parecía mal la pechera-, dejó un importante corpus de obras (tanto dibujos y acuarelas, como óleos). Hay obras suyas en muchos grandes museos, destacando, por ejemplo, las magníficas colecciones de las Courtauld Inst. Gal. de Londres, el Mus. d'Orsay de París y la Barnes Foundation de Merion (Pennsylvania). Su estudio de Aix es actualmente un museo dedicado a su figura.  
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
Céspedes Pablo de
 
Ceán Bermúdez Juan Agustín
 
     

Otros términos : Montañés Juan Martínez | Hassam Childe | Hodgkin Howard

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta