enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Degas Edgar

 
     
  (1834-1917). Pintor, artista gráfico y escultor francés. Era hijo de un acaudalado banquero amante del arte (su apellido era en realidad De Gas, pero Degas adoptó esta forma menos pretenciosa) y en un principio estudió derecho. No obstante, en 1855 ingresó en la École des Beaux-Arts, estudiando bajo la dirección de Louis Lamothe (1822-1869), discípulo y admirador de Ingres, en quien hay que buscar los cimientos de la maestría en el dibujo de Degas. Sin embargo, su auténtica educación artística fue el resultado de un estudio constante de los viejos maestros; Degas pasó en Italia la mayor parte del período comprendido entre 1854 y 1859. Las primeras obras de Degas son en su mayoría retratos o composiciones históricas sobre temas clásicos (Jóvenes espartanos, NG, Londres). En 1861 conoció a Manet mientras copiaba un Velázquez en el Louvre, y él fue quien le introdujo en el círculo de los jóvenes impresionistas. Durante los años que siguieron abandonó la pintura histórica por los temas contemporáneos, mostrando especial predilección por las carreras de caballos, el ballet, el teatro, el circo, los ensayos, las escenas de café y las lavanderas. Degas expuso en siete de las ocho exposiciones impresionistas, y se le considera uno de los miembros más eminentes de esta escuela. No obstante, sólo fue impresionista en determinados aspectos de su obra y, al igual que Manet (que provenía también de una clase social elevada), permaneció algo distante del resto del grupo. Le interesaba poco el género paisajístico, por lo que no compartió la preocupación impresionista por plasmar los efectos del cambio de la luz y la atmósfera. La perfección del dibujo le interesó más que a la mayoría de los otros componentes del grupo y -a excepción de Manet- fue el único que poseyó una profunda formación académica. Pero sí le unió a los restantes impresionistas su deseo de producir un efecto accidental, espontáneo e imprevisto a sus escenas, por lo que Degas pintó a menudo figuras cortadas, aspecto que hace que sus cuadros parezcan más bien instantáneas fotográficas, y utilizó encuadres poco frecuentes. Al igual que los impresionistas, recibió el influjo de las nuevas técnicas de la fotografía, así como de las estampas de color japonesas (véase uxiYO-E), y quiso transmitir la impresión de movimiento. Pero Degas no pintó al aire libre ni directamente del natural. La sensación de espontaneidad y los efectos accidentales sólo lo son en apariencia; en realidad, sus cuadros están compuestos con gran cuidado. «Incluso cuando se pinta del natural, se tiene que componer», decía Degas, quien asimismo aseguraba: «No hay ningún arte menos espontáneo que el mío». Degas siempre trabajó mucho al pastel, y cuando su vista empezó a debilitarse en la década de 1880, aumentó su preferencia por dicho medio. Utilizó colores más fuertes y simplificó las composiciones. Fue un experimentador incansable: mezclaba el temple con el pastel, por ejemplo, y a veces utilizó una técnica denominada peinture á l'essence, en la cual el color al óleo, del que se ha extraído el aceite, se aplica diluido con aguarrás para conseguir un rápido secado. Desde 1880, Degas también modeló en cera, pero sólo expuso un bronce en toda su vida, la famosa Pequeña bailarina de catorce años (1881), vestida con un tutú auténtico (existen varios moldes, uno de los cuales se conserva en la Tate Gal., Londres). Durante la década de 1890, a medida que aumentaban sus temores de quedarse ciego, dedicó más tiempo al modelado, ejecutando principalmente caballos en acción, mujeres aseándose o bailarinas desnudas en posturas características, de los cuales se hicieron vaciados a su muerte. Durante los últimos veinte años de su vida, Degas estuvo prácticamente ciego y llevó una vida apartada. Poseía una gran personalidad, y su completa dedicación al arte le hizo parecer frío y distante. A pesar de ello, su genio impuso un total respeto entre los demás artistas; Renoir le situó por encima de Rodin como escultor, y en 1883 Camille pis sarro escribió que Degas era «sin lugar a dudas el mejor artista de nuestra época». Fue el primero del grupo impresionista que consiguió reconocimiento público, y su reputación como uno de los gigantes del arte del siglo xix no ha sufrido merma alguna.  
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
Deformación
 
degenerado arte
 
     

Otros términos : Uytewael Joachim | Solimena Francesco | terracota

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta