enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Lanzi Luigi

 
     
  (1732-1810). Historiador del arte, arqueólogo y filólogo italiano. Como pionero del estudio sistemático del arte de la Antigüedad se le puede asociar a Winckelmann, pero es más conocido por su historia de la pintura italiana desde el siglo xm hasta su época, Storia pittorica dell7talia... (1792; 2.a ed., 1795-1796; 3 ed., 1800). Lanzi clasificó su material por escuelas regionales y basó su obra en un conocimiento exhaustivo de los estudios previos sobre el tema y de los cuadros mismos (era conservador de las galerías de Florencia desde 1773, y también visitó iglesias y colecciones de todo el centro y norte de Italia en el curso de su trabajo). Su disposición metódica y su síntesis de profunda investigación y sensible análisis estilístico hacen de su obra un hito en la historiografía del arte, y Rudolf Wittkower la ha descrito como «aún sin parangón por su conocimiento del tema y amplitud de miras». Hubo numerosas ediciones más en italiano publicadas después de su muerte. Lanzi publicó también obras eruditas pero controvertidas sobre la lengua etrusca, y también un libro sobre vasos antiguos (1806) en el que perLaocoonte. Antiguo grupo de mármol (Mus. Vaticano) que representa al sacerdote troyano Laocoonte y sus dos hijos asfixiados hasta morir por serpientes, como castigo por haber prevenido a los troyanos contra el caballo de madera de los griegos: incidente relatado por Virgilio en Eneida II, 264295. Normalmente se fecha el grupo en el siglo ji o i a. C., o i d. C., aunque es materia controvertida si se trata de una obra helenística o de una copia romana. Plinio afirma que en su época estaba en el palacio del emperador Tito en Roma y recoge que fue obra de los escultores Hagesandro, Polidoro y Atenodoro de Ro-das; la describe como «una obra preferible a todas las que las artes pictóricas y escultóricas han creado». Esta alabanza siguió siendo conocida mucho después de que la escultura desapareciera, y su teatral re-descubrimiento en un viñedo de Roma en 1506 creó una impresión extraordinaria, especialmente en Miguel Ángel, que fue a verla inmediatamente. Su influencia en la liberación de la expresión de las emociones aún seguía siendo importante para la escultura barroca y hasta el siglo xix se la consideró (junto con el Apolo Belvedere y el Torso Belvedere) como una de las principales obras de arte de la Antigüedad. (Ya hacia 1530, Tiziano satirizó las alabanzas que recibía, en un grabado en madera que mostraba las figuras transformadas en monos.) Winckelmann la dotó de una nueva significación estética, al ver en ella el símbolo supremo de la dignidad moral del héroe trágico y la ejemplificación más completa de la «noble sencillez y la serena majestad» que consideraba como esencia del arte idealista griego y clave de la verdadera belleza. En 1766, Lessing escogió Laokoon como título del libro en el que atacaba las ideas de Winckelmann. La escultura fue parte del botín sacado de Italia por Napoleón y estuvo en París de 1798 a 1815. Aunque ya no está considerada como una de las mayores obras maestras del mundo, el Laocoonte ha decaído en su estima mucho menos que otras estatuas antiguas antaño reverenciadas; sigue siendo una obra con poderoso atractivo para la imaginación y aún encuentra un lugar en casi todas las historias del arte. Ha sido restaurada varias veces desde su descubrimiento, y fue renovada por completo en la década de 1950, cuando se repuso a la figura el brazo derecho original en su posición correcta detrás de la cabeza. En 1957, varios grupos de figuras de mármol que representan acontecimientos de la Odisea de Homero fueron hallados en una cueva que había sido la sala de banquetes de verano del emperador Tiberio en Sperlonga, cerca de Nápoles; los nombres de Hagesandro, Polidoro y Atenodoro están grabados en uno de los grupos (hoy en el Mus. de Sperlonga), cuyo estilo es similar al del Laocoonte. Hay datos sólidos que sugieren que las esculturas de Sperlonga datan del siglo i d. C., lo cual hace que esta fecha haya encontrado apoyo entre los arqueólogos también para el Laocoonte. lápiz (sin.: lapicero). Instrumento para escribir o dibujar consistente en una barrita fina de grafito o sustancia similar, llamada «mina», embutida en un cilindro de madera (o, menos frecuentemente, de metal o plástico). Los lápices de dureza o blandura predeterminadas no se fabricaron hasta 1790, fecha en la que NicolasJacques Conté emprendió la resolución del problema de fabricar lápices cuando Francia se vio privada del abastecimiento inglés de grafito (las minas de Borrowdale, Cumbria, abiertas en 1664, eran la fuente principal). Descubrió que el grafito podía ser sustituido por la arcilla, cocida al horno, y que a más cantidad de arcilla, mayor dureza del lápiz. Conté consiguió una patente de su procedimiento en 1795. Fue entonces exactamente cuando el lápiz se convirtió en el instrumento universal de dibujo que hoy es.  
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
Lanfranco Giovanni
 
Larionov
 
     

Otros términos : Convexidad | ready-made | Drost Willem

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta