enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Leonardo da Vinci

 
     
  (1452 - 1519). Artista, científico y pensador florentino, el hombre de más variada cultura del Renacimiento italiano. Leo-nardo nació en la pequeña ciudad de Vinci, o cerca de ella, en la Toscana rural. Su padre, Piero, era notario de Florencia, y Leonardo nació de su relación ilegítima con una muchacha campesina, Ca-terina. En 1472 fue aceptado como pintor en la Hermandad de San Lucas de Florencia. Es casi seguro, por datos tradicionales y estilísticos, que fue discípulo de Verrocchio, y Vasari le atribuye uno de los ángeles del Bautismo de Cristo de ese pintor (h. 1472), hoy en los Uffizi; la cabeza del ángel de la parte izquierda del cuadro supera con mucho, desde luego, a su compañero en espiritualidad y belleza técnica, y da la primera muestra de esa languidez combinada con intensidad predominante en muchas obras de Leonardo. Se dice que a Verrocchio le impresionó tanto que abandonó la pintura, y es posible que se contentara con confiar los encargos pictóricos de su taller a Leonardo, que aún vivía en casa de su maestro en 1476. Leonardo permaneció en Florencia hasta 1481/82, fecha en que se trasladó a Milán. A este primer período florentino se le atribuyen razonablemente, varias obras, en especial una exquisita Anunciación (Uffizi) y un retrato de Ginebra de Benci (NG, Washington), probablemente pintado para celebrar la boda de ésta en 1474, así como el retablo de La Adoración de los Magos (Uffizi) que fue encargado en 1481 por los monjes de San Donato a Scopeto y que quedó sin terminar cuando Leo-nardo se trasladó a Milán; esta obra y los numerosos dibujos preparatorios muestran la asombrosa fecundidad de la mente de Leonardo. La elevación de los gestos y expresiones no tenía precedentes, y las fisonomías, así como el contraste entre las figuras del anciano sabio y el hermoso joven que están de pie a ambos lados de la pintura, y los caballos encabritados del fondo, se convirtieron en obsesiones permanentes en su obra. Leonardo vivió en Milán hasta 1499 (hasta la invasión francesa), trabajando sobre todo en la corte del duque Ludovico Sforza (el Moro). En principio fue recomendado como músico para tocar la lira, y en una carta autógrafa al duque mencionando sus cualidades, da alguna idea de su carácter polifacético, diciendo que en primer lugar y sobre todo era diseñador de ingenios bélicos, y añadiendo sus dotes como artista casi como algo sin importancia. A partir de entonces ocupó gran parte de sus energías en la elaboración de diseños de ciencia y en investigaciones de todo tipo reflejadas en sus cuadernos de apuntes. Nunca formuló sistemáticamente sus investigaciones, y cuando puso alguna teoría en práctica, ya fueran métodos de pintura o desvíos de ríos, los resultados en general fueron deficientes. Lo que le absorbió fue la investigación, y nunca desarrolló una dedicación a las artes como la que caracteriza a muchos grandes maestros. Aunque superó a todos sus contemporáneos en la absoluta belleza de su técnica pictórica, este aspecto «mecánico» de su obra le resultaba mucho menos atractivo que resolver problemas de composición y caracterización en sus dibujos (de los cuales la mejor colección se conserva en el castillo de Windsor). Su lentitud exasperaba a los comitentes y, aunque su obra como pintor es corta, dejó muchas pinturas sin acabar. Su insistencia en los aspectos intelectuales de la pintura fue uno de los rasgos más transcendentes de su trayectoria, ya que en gran parte se le debe la formulación de la idea de que el artista es un pensador creativo y no simplemente un artesano habilidoso (véase ARTES LIBERALES). Las principales empresas artísticas de Leonardo en Milán fueron un proyecto para una enorme estatua ecuestre del padre de Ludovico Sforza que hoy conocemos sólo por los dibujos preliminares, y el mural de la Última Cena (h. 1495) del refectorio de Santa Maria delle Grazie. La técnica del fresco para la pintura mural no era suficientemente flexible y sutil para Leonardo, de manera que adoptó una técnica experimental que provocó un rápido y desastroso deterioro de la pintura. Ha sido restaurada muchas veces, pero aunque es sólo una sombra de la creación original de Leonardo, aún mantiene algo de la inmensa autoridad que ha hecho de ella, durante casi cinco siglos, la pintura mas reverenciada del mundo. Las restantes obras de Leonardo en la capital lombarda son retratos, especialmente el maravilloso cuadro de la amante del duque Ludovico, Cecilia Gallerani, conocido como La dama del armiño (Gal. Czartoryski, Cracovia), y un cuadro de altar de la Virgen de las rocas que se conserva en dos versiones de relación problemática: la primera (Louvre, París) pintada posiblemente cuando Leonardo aún estaba en Florencia, y la segunda (NG, Londres) aún sin acabar en 1508; es posible que haya contribuido su taller en la versión de Londres, pero los mejores fragmentos, especialmente las cabezas de la Virgen y del ángel, con su cabello exquisitamente rizado y sus ojos de pesados párpados, sólo pueden deberse a Leo-nardo. Esas formas más amplias y definidas del cuadro de Londres demuestran la evolución de Leonardo hacia el estilo más monumental del Alto Renacimiento, del cual fue el principal creador. Entre 1500, fecha de su retorno temporal a Florencia, y 1516, cuando marchó de Italia a Francia, la vida de Leonardo fue itinerante. En 1502-1503 trabajó como ingeniero militar para César Borgia, en 1506-1513 vivió de nuevo en Milán, y en 1513 se trasladó a Roma; pero la actividad artística de estos años estuvo centrada en Florencia, sobre todo en los años entre 1500 y 1506. De esa época data su retrato de Mona Lisa (Louvre) y el mural de la Batalla de Anghiari del Palazzo Vecchio de Florencia, donde trabajó rivali- zando con Miguel trabajó La obra de la batalla fue destruida, pero se conservan copias; resulta lógico que la copia más famosa sea un dibujo de Rubens (Louvre), pues la pintura de Leonardo se anticipaba al dinamismo del Barroco e influyó en los pintores de batallas hasta el siglo xix. En Florencia, también trabajó Leonardo en variaciones sobre un tema que le fascinaba en esa época y que presentaba un serio reto a su habilidad para la composición de grupos de figuras estrechamente interrelacionadas; se trata de La Virgen y el Niño con Santa Ana, conocido hoy sobre todo por la pintura del Louvre y el cartón incomparablemente hermoso (que incluye también a san Juan Bautista niño) de la NG de Londres. En 1516, Leonardo aceptó la invitación de Francisco I de trasladarse a Francia, y murió en Cloux, cerca de Amboise, en 1519. Llevó a cabo pocos trabajos artísticos durante la última década de su vida, y se aceptan como las últimas pinturas de su mano los dos cuadros de San Juan Bautista (uno de ellos convertido después en un Baco), ambos en el Louvre (h. 1515); muestran la enigmática sonrisa, la densa sombra, el índice señalando y el cabello espesamente rizado, que rápidamente se convirtieron en clichés en la obra de sus seguidores. En pintura, Leonardo tuvo una influencia enorme. Sus heroicas figuras y composiciones magníficamente equilibradas (especialmente su utilización de la agrupación piramidal) fueron la base del estilo del Alto Renacimiento, e influyó en particular en sus dos más grandes contemporáneos, Miguel Ángel y Rafael. Su sutil modelado de luces y sombras (véase SFUMATO) mostró las posibilidades del óleo, cuya técnica fue uno de los primeros italianos en utilizar; este aspecto de la obra de Leonardo influyó principalmente en Giorgione y Correggio. Sus escritos sobre pintura ejercieron asimismo una gran influencia, fueron publicados por vez primera a partir de sus notas dispersas como Tratado de la pintura (en italiano y francés) en 1651, pero ya antes eran muy conocidos. No se conserva ninguna obra escultórica ni arquitectónica que se pueda atribuir a Leonardo con seguridad, pero su pericia e ideas fueron importantes en ambas artes. Leonardo es uno de los escasos artistas cuya reputación se ha mantenido indiscutida desde su época en adelante, aun cuando su producción de obras acabadas fuera muy corta, lo que es reflejo de su extraordinaria fuerza intelectual, y de su formulación prácticamente en solitario de la idea del artista como genio.  
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
Leocares
 
Leoni Leone
 
     

Otros términos : Glose Chuck | Günther Ignaz | Regionalismo

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta