enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Tiempo

 
     
  De acuerdo con R. Arnheim, "...el tiempo es la dimensión del cambio". El tiempo como tal contribuye de manera evidente a la descripción de un cambio y no existe si no existe el cambio. Los objetos quietos, aquellos en los cuales las fuerzas no están ausentes sino equilibradas, provocan la impresión de estar fuera de la medida del tiempo. El tiempo es percibido, aun en las artes que a él pertenecen, teatro, danza, música, etc., no por una conciencia de su transcurrir, sino por observar una "secuencia (V.) organizada, cuyas fases sucesivas se siguen significativamente en un orden unidimensional". Si el acontecimiento observado fuera desorganizado, la secuencia no sería más que una sucesión, más allá de este límite se percibe desorden, con carencia de relación temporal, por carecer de secuencia ordenada. En consecuencia el orden provoca la percepción del tiempo. El tiempo difiere en las artes espaciales y temporales por un acento diverso. En una obra plástica, el equilibrio permanente está sostenido por fuerzas que se atraen y se repelen entre ellas, orientándose en direcciones particulares por la intensidad que puedan tener y estableciendo secuencias formales y tonales; el espacio es el marco de referencia que da características a estas fuerzas. En la danza, por
el contrario, la acción la constituyen objetos que alcanzan definición por la acción misma. En un caso la acción se define por medio del ser; en el otro, el ser por medio de la acción. El tiempo, en consecuencia, está ligado a la percepción de. cambio y movimiento (V.), pudiendo ser éste sugerido o real. Se hace distinción entre tiempo psíquico o subjetivo, biológico y físico. Pero el tiempo físico no es factor de estímulo en la percepción del mismo, dado que en la acción, en la concentración o en el trabajo no se toma conciencia de su transcurrir, tal conciencia sólo existe en momentos de aburrimiento. El biológico no se percibe pues no vemos crecer a un hombre; únicamente adquiere características de cambio cuando vemos a alguien luego de transcurridos varios años y entre la percepción anterior y la actual se recibe la sensación de movimiento estroboscópico (V.), por medio del recuerdo o huella en nuestra memoria y la observación presente. El subjetivo, por el contrario, es un intervalo de tiempo en el cual un "cierto acontecimiento psíquico crea un acto consciente íntegro y coherente que es experimentado inmediatamente y abarcado con claridad".
Como consecuencia, en plástica la dinámica (y.) existente entre las partes del todo, resultado de la tensión (V.), provoca la sugerencia de cambio y, como resultado, la de tiempo.
 
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
Ticiano
 
tiento
 
     

Otros términos : Schalken Godfried | Mazzoni Sebastiano | Yáñez

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta