enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Tintoretto

 
     
  (Jacopo Robusti) (1518-1594). Pintor veneciano. Su apodo procede de la profesión de su padre, que era tintorero. Pese a su abundante producción y a que se trata, junto con Veronés, del pintor veneciano de más éxito de la generación posterior a Tiziano, poco se sabe de su vida. Se dice que se formó algún tiempo con Tiziano, pero el estilo de sus obras de juventud sugiere que posiblemente también estudiara con Schiavone, Paris Bordoneo Bonifazio. Casi toda su vida transcurrió en Venecia, y la mayor parte de su obra aún está en las iglesias u otros edificios para los que pintó. Parece que fue poco apreciado entre sus colegas por su falta de escrúpulos a la hora de conseguir encargos, y estaba siempre dispuesto a socavar la reputación de sus competidores. Hacia 1539 ya se había establecido por su cuenta, y pintaba cuadros compuestos a la tradicional manera veneciana con las figuras situadas en paralelo al plano del cuadro y desligadas de cualquier movimiento fuerte o variación en la disposición (La adoración del Becerro de Oro, h. 1545, Kunsthistorisches Mus., Viena). Su primera obra maestra es el Milagro del esclavo (1548, Academia, Venecia), en donde muchas de las cualidades de su madurez, especialmente su gusto por el escorzo, empiezan a distinguirse. Como ayuda para las complejas posturas que escogía, Tintoretto solía utilizar pequeños modelos de cera dispuestos en un escenario, con los que experimentaba con focos luminosos para estudiar efectos de claroscuro y de composición. Esta forma de componer explica la frecuente repetición en su obra de las mismas figuras vistas desde distintos ángulos. Era un dibujante formidable, según Ridolfi, y había escrito en la pared de su estudio el lema: «El dibujo de Miguel Ángel y el color de Tiziano,,. Sin embargo, su espíritu era muy diferente del de sus dos modelos reconocidos, más emotivo, con vivas exageraciones de luz y movimiento. Sus dibujos, a diferencia de los detallados estudios de Miguel Ángel, son notas brillantes, rápidas, vibrantes de energía, y su color es más sombrío y místico que el de Tiziano. Las mayores obras de Tintoretto son las grandes series de pinturas que hizo para la Scuola di San Rocco entre 1565 y 1587: escenas de la vida de Cristo en el vestíbulo superior, y escenas de la vida de la Virgen en el vestíbulo inferior; su compleja disposición, que empieza en el vestíbulo superior, probablemente no fue concebida por el propio Tintoretto, pero su interpretación es de una vivacidad y economía de color y detalle que proporciona una cohesión milagrosa a todo el conjunto. Su poco ortodoxa pincelada áspera fue objeto de la censura de Vasari, pero las generaciones posteriores reconocieron que era un medio para enfatizar el drama y la tensión. En su tratamiento de la luz y la sombra, e incluso en la introducción de elementos de indumentaria nórdica, Tintoretto nunca huyó de lo extraño, aunque en todas sus grandes obras lo mantuvo convenientemente subordinado. Además de obras religiosas, Tintoretto pintó escenas mitológicas y también fue buen retratista, especialmente de ancianos (hay en el Louvre un autorretrato en la vejez). Algunos de los retratos más flojos que llevan su firma pueden ser producto de su gran taller. Su hijo Domenico (1562-1635) se convirtió al parecer en el encargado de ese taller, y se dice que pintó muchos retratos, aunque ninguno puede serle atribuido con seguridad. Otro hijo, Marco (1561-1637) y una hija, Maria (h. 1556-1590) fueron también sus ayudantes. Los últimos cuadros pueden así dividirse entre los que son fundamentalmente producciones de taller, por una parte, y las inspiraciones visionarias de la propia mano de Tintoretto, por la otra. Un ejemplo de primera fila de estos últimos es La Última Cena (1592-1594, San Giorgio Maggiore, Venecia), la culminación de toda una vida de tratamiento del tema, desde la tradicional representación frontal a esta composición sorprendentemente diagonal. Tintoretto ejerció gran influencia en la pintura veneciana, pero el artista que absorbió más fructíferamente la energía visionaria y la intensidad de su obra fue El Greco. El Museo del Prado alberga una excelente colección de su obra y cuenta con obras maestras tales como El lavatorio o La dama que descubre el seno.  
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
Tinte
 
Tischbein
 
     

Otros términos : Andre Carl | Rimmer | pátina

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta