enciclopedia y diccionario de arte  
Búsqueda :        
   A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z   #   

 

 
 

Watteau Jean

 
     
  -Antoine (1684 - 1721). El mayor pintor francés de su época, y una de las figuras claves del arte rococó. Nació en Valenciennes, que había pasado de los Países Bajos españoles a Francia sólo seis años antes de su nacimiento, y sus contemporáneos le consideraron un pintor flamenco. Desde luego, hay estrechos vínculos en su arte con Flandes, pero también tiene una sofisticación genuinamente francesa. Se trasladó a París h. 1702, y h. 1703-1707 trabajó con Gillot, que estimuló su interés por las indumentarias teatrales y las escenas de la vida cotidiana. Poco después conoció a Claude Audran, conservador del Palacio de Luxemburgo, y así tuvo acceso a las veintiuna composiciones de Rubens sobre María de Medicis, que ejercieron una enorme influencia sobre él, aunque la solidez de Rubens estaba muy alejada de la frágil delicadeza que caracterizaba el arte de Watteau. Rubens fue una de las principales inspiraciones para un tipo de pintura con el que Watteau suele estar relacionado -la féte galante (véase FETE CHAMPETRE), representación en la que jóvenes exquisitamente vestidos pasan su tiempo libre en escenarios soñadores, románticos y pastoriles. La tradición de enamorados en un escenario similar a un parque procede, a través de Giorgione, del tipo medieval conocido como Jardín de Amor, pero Watteau fue el primer pintor que reinterpretó completamente el tema, y su toque personal fue reconocido por sus contemporáneos. En 1717 envió una obra característica, Peregrinación a la isla de Citera (Louvre, París; hay una variante ligeramente posterior en el palacio de Charlottenburg, Berlín), como obra de recepción en la Academia, y debido a las dificultades de encajarle en las categorías conocidas se le recibió como «peintre des fétes galantes>, título creado expresamente para él. Desde luego, era un artista muy independiente, que no se sometía fácilmente a las voluntades de los mecenas o de lo oficial, y la novedad y frescura de su obra libró a la pintura francesa del yugo del academicismo italianizante, creando un modelo verdaderamente «parisiense» que duró hasta el Neoclasicismo de David. El mundo de Watteau es muy artificioso (aparte de las escenas amorosas tomó sus temas principalmente del teatro), pero bajo esa frivolidad hay un sentimiento de melancolía, que refleja la conciencia cierta de que todos los placeres de la carne son pasajeros. Esta gravedad poética le distingue de sus imitadores, y a menudo se trazan paralelismos entre la vida y el carácter de Watteau y el contenido de sus cuadros. Era famosa su irritabilidad y su temperamento inquieto, y pronto enfermó de tuberculosis; parece que su miedo a la muerte «infectó» sus obras de un temperamento melancólico. En 1719 viajó a Londres, casi con seguridad para visitar al célebre médico Richard Mead, pero el duro invierno inglés empeoró su estado. Su temprana muerte le llegó cuando posiblemente fuera a dar un nuevo giro a su arte, pues su última obra importante combina algo del naturalismo directo de sus primeras pinturas dentro de la tradición flamenca con la exquisita sensibilidad de sus fetén galantes: es una muestra pintada para la tienda del marchante de cuadros Edmé Gersaint, conocida como L'Enseigne de Gersaint (1721, Staatliche Mus., Berlín). Watteau no era cuidadoso en lo que se refiere al uso de las técnicas, y muchas de sus obras, en consecuencia, se hallan en mal estado. Una imagen completa de su genio depende por ello más, lógicamente, de sus numerosos y soberbios dibujos, muchos de ellos rutilantes estudios del natural. Coleccionaba sus dibujos en grandes volúmenes encuadernados y utilizaba esos libros como fuente de referencia para sus pinturas (la misma figura aparece a veces en distintos cuadros). A pesar de su difícil temperamento, Watteau tuvo muchos amigos y partidarios que reconocieron su genio; aunque su reputación sufrió con la Revolución y el auge del Neoclasicismo, siempre tuvo distinguidos admiradores. Quizá es como colorista por lo que ha tenido más influencia. Su método de yuxtaponer manchas de color en el lienzo fue imitado posteriormente por Delacroix y recogido científicamente por Seurat y los neoimpresionistas. Los principales seguidores de Watteau, aunque muy inferiores a él, fueron Lancret y Pater. También tuvo un sobrino y un sobrino nieto (padre e hijo) que trabajaron más o menos en su estilo, Louis-Joseph Watteau (1731-1798) y Frangois-LouisJoseph Watteau (1758-1823). Se les conoce a ambos como los «Watteau de Lille» por su lugar principal de trabajo.  
 

 

 

 
 
Ponga un bookmark en esta página :
 
 

 

 

 
 
<< término anterior
 
próximo término >>
Waterhouse Sir Ellis
 
Watts George Frederic
 
     

Otros términos : Maestro Francke | medio | fresco

 

 
Diccionario del Arte
Derechos de autor © 2011 Arts4X.com. Todos los derechos reservados.  Condiciones de uso  |   Política de privacidad  |  Imprenta